La marca en el montaje de un E-commerce

Los últimos meses hemos sido testigos de cómo la pandemia ha promovido el crecimiento del comercio digital y la crisis económica ha golpeado al comercio que no alcanzó a digitalizarse. Por otra parte, numerosas Pymes encontraron en el comercio digital una alternativa para hacer frente a estos acontecimientos, y en algunos casos favoreciendo su operación. ¿Pero que implica la apertura de un e-commerce?

El montaje de una tienda online, al igual que de una tienda análoga, implica diseñar un espacio funcional e identitario que cautive al consumidor y le permita tener una experiencia agradable y satisfactoria, en las etapas de búsqueda, consideración y conversión.

En el caso de la funcionalidad hay ciertas condiciones técnicas y estructurales imprescindible como el desarrollo de una navegación intuitiva, buena velocidad de carga de páginas, optimización para buscadores y la integración de a lo menos una página de catálogo, visualización y fichas de productos, embudo de conversión, carro de compra y página de políticas de envío y cambio.

Lo anterior se traduce en estructuras más o menos similares, donde hay un menú con las categorías de productos en la parte superior, una imagen con una promoción, imágenes de los productos destacados o en promoción y finalmente el footer con datos de la empresa y páginas legales. Sumamente funcional.

Del caso identitario, tal vez por obviedad, se habla un poco menos. En la práctica, en muchos casos de e-commerce nacionales se extrañan apuestas con mayor carácter en la que se haga evidente los aspectos identitarios de la marca que permita diferenciar a cada competidor.

Para responder a esta situación es importante poner atención en aspectos como look and feel, tono y contenidos que conecten emocionalmente con los visitantes y que den cuenta de las motivaciones detrás de los impulsores de la institución. En algunos sitios internacionales se observa la inclusión de ilustraciones, iconografía y animaciones creados exclusivamente para la marca y que responden a las características de su personalidad.

De igual manera crean contenidos periódicos capaces de inspirar y conectar con el perfil de consumidor al que se dirigen. El estilo editorial en los posts, en la descripción de productos o en la presentación de la empresa es creado con la intención de ser únicos y dan cuenta de los rasgos identitarios.

El cambio de la web corporativa a la tienda online es un hecho. Ya es tiempo de apostar por diseños de interfaz más disruptivos, que permitan experiencias únicas, sean recordados y diferencien, porque también hay actores compitiendo en este espacio. Todo lo anterior manteniendo la funcionalidad.


Programa Asociado

Curso E-Commerce , Diseño y desarrollo del canal de venta

Artículo Asociado


académico Allen Rosenberg

Allen Rosenberg

Contacto: allen.rosenberg@uvm.cl

Diseñador gráfico y Master Marketing specialité Stratégie et Management de la Communication. Docente de la carrera de Diseño de los cursos de Taller de segundo y tercer año, Identidad y Marca, Comunicación y Marketing y Gestión y Producción.